La fotogrametría es una técnica que se encarga de estudiar con precisión la forma, dimensiones y posición en el espacio de un objeto “X”, empleando para eso medidas hechas sobre una o varias fotografías de ese objeto. En la actualidad, los vuelos fotogramétricos con drones ayudan mucho a realizar este tipo de trabajos.

Si te estás preguntando cómo ayudan los vuelos fotométricos con drones en esta actividad, en este artículo encontrarás las claves sobre su importancia para la topografía y cartografía, cómo se pueden realizar levantamientos 3D, cálculos de volúmenes, etc. Estas cosas y muchas otras se pueden hacer gracias a las fotos que nos proporcionan los drones.

Vuelos fotogramétricos con drones, alcances inimaginables

Como sabemos, los drones poseen cámaras, tanto fotográficas como de videos, las cuales sirven para capturar imágenes aéreas. Estos equipos pueden tener un alcance inimaginable para muchas actividades. Sus imágenes, sobre todo las fotografías, son útiles para obtener modelos que suministren datos que se puedan aplicar en diversas áreas.

Por ejemplo, pensemos que estamos en una mina de carbón y se está extrayendo el producto y se va apilando en varios montones.  Allí se encuentra un equipo de topógrafos que están trabajando y realizando cálculos matemáticos para estimar el volumen que posee cada montón. Los cálculos se hacen de forma manual, por lo cual presentan errores que se consideran como normales.

Pero si en vez de hacer eso se emplean drones para el cálculo, los resultados sobre el volumen son precisos y exactos, lográndose además obtener la información con prontitud. Con el uso de los drones en el campo minero se pueden disminuir los riesgos  laborales, ya que el personal no tendría contacto con materiales tóxicos.

¿Cómo es el proceso de los vuelos fotogramétricos con drones?

El proceso consiste, en primer lugar, en captar fotografías mediante los vuelos. Luego esas imágenes son analizadas a través de softwares específicos para de esa forma lograr obtener los modelos 3D y ortomosaicos, como son los Pix4D o Agisoft PhotoScan.  Este programa también ofrece la posibilidad de lograr una precisión de hasta un centímetro en planimetría.

Los ortomosaicos que se obtengan pueden llegar alcanzar hasta un centímetro de GSD (Ground Sample Distance). Es decir, un pixel de la imagen que se genera viene a representar un cuadrado de un centímetro de lado en la realidad. Por otro lado, a través de programas SIG (Sistemas de Información Geográfica) podemos utilizar los resultados para medir todo lo referente a las coordenadas, distancias, áreas y hasta volúmenes. De igual forma se puede lograr producir curvas de nivel, realizar perfiles y elaborar MDE (Modelo Digital de Elevaciones).

¿Cuáles son las ventajas de los vuelos fotogramétricos con drones?

  • Seguridad del topógrafo: esta es la más importante, ya que anteriormente el topógrafo requería para su trabajo tomar varios puntos de acopio de material y para eso debía ascender hasta la parte más elevada y caminar por un talud de gran pendiente para poder trazar, corriendo el riesgo de sufrir un incidente.
  • Eficiencia: A través de vuelos fotométricos con drones se pueden obtener millones de puntos con color. Antes, en cambio, el topógrafo debía ir mirando punto por punto para poder lograr tener unas coordenadas, siendo muy pocas las que podía conseguir durante una jornada.
  • Valor visual: se originan medios que nos permiten obtener un documento gráfico con un histórico en el que se puede observar el avance como posible garantía ante futuros reclamos o para un análisis visual. Esto nos va a posibilitar comparar visualmente la cantidad de material que ha variado en un almacén.
  • Plazos de entrega: mediante este proceso se logra disminuir el tiempo de procesado, por lo cual los costos por el trabajo se reducen. Antes los vuelos fotogramétricos daban un lapso de 30 días para la entrega de los resultados. Pero ahora, con los vuelos fotométricos con drones y la toma de puntos de apoyo, este plazo es mucho menor.

¿Existen desventajas?

  • Distancia de vuelo: la distancia se encuentra marcada a 500 metros de distancia respecto del punto de despegue para un vuelo BVLOS y con un drone cuyo peso esté comprendido entre los 2 y 25 kilos.  En el caso de un dron cuyo peso sea inferior a 2 kilos, la distancia vendría dada por el radio de alcance de la emisión de radio de la estación de control.
  • La batería: esta vendría a ser la desventaja más importante y es que las baterías suelen proporcionar un tiempo limitado de vuelo. Actualmente se está trabajando para brindarle más tiempo al dron en el aire.

Ahora conocés las ventajas y desventajas de los vuelos fotométricos con drones. También aprendiste la importancia que tienen estos para la topografía y cartografía.

Comentar

Acepto la Política de privacidad