Es ampliamente conocido que los drones están equipados con cámaras, las cuales permiten captar imágenes con una calidad impresionante. Sin embargo, el tipo de cámara dependerá del uso del drone. La cámara multiespectral en drones es un ejemplo de ello.

¿Por qué los drones cuentan con cámaras?

El uso de vehículos aéreos no tripulados se ha hecho cada vez más común en distintas industrias, tales como la minera, la energética, la audiovisual, la marítima, entre otras. Su uso, sin duda alguna, es uno de los avances tecnológicos más importantes de la historia.

Pero, ¿qué hace a los drones tan especiales?, ¿por qué han facilitado las actividades de muchas empresas y les ahorran costos?

La respuesta es sencilla, y es que estos equipos son sumamente versátiles. Esto quiere decir que pueden adaptarse a diferentes entornos, ya sea aéreos o acuáticos, así como también cumplir diferentes tipos de misión.

Así mismo, estos aparatos cuentan con una facilidad de movimiento que supera con creces la de otros medios de transporte y también la del ser humano. 

Entonces, como muchas misiones encomendadas a los drones son esencialmente de reconocimiento y visualización de un área, estos portan cámaras que registran las imágenes a su paso. Por lo tanto, su confiabilidad y precisión son impresionantes.

Importancia de una cámara multiespectral en drones

En distintas actividades que guardan relación con el estudio del relieve y las condiciones del suelo, es necesario contar con equipos altamente sofisticados. Sobre todo, cuando se requiere conocer con precisión las condiciones físicas y biológicas de un terreno.

Por ejemplo, una extensión de tierra dedicada a la agricultura requiere de atención especial por parte de sus administradores. De lo contrario, pueden presentarse inconvenientes relacionados con aspectos como:

  • Fertilidad.
  • Humedad.
  • Drenaje.
  • Riego.
  • Temperatura.
  • Productividad.

Es allí donde entran en juego las cámaras multiespectrales, que cuentan con una interesante capacidad para detectar niveles de radiación en un espacio determinado, así como también la presencia de agua subterránea y varios otros indicadores relacionados a la calidad del suelo.

Estas cámaras se encuentran equipadas con modernos sensores que perciben la presencia de distintos espectros de luz. Así, se logra una combinación de imágenes basadas en colores, las cuales sirven para determinar las características físicas de una capa vegetal.

De esta forma, se facilita la tarea de los investigadores, ingenieros agrónomos, geógrafos, geólogos y demás profesionales cuya actividad guarda relación con el estudio de la superficie terrestre.

Igualmente, distintas organizaciones se ven beneficiadas con la generación de mapas modelados en 3D con imágenes espectrales, haciendo uso de drones, como, por ejemplo:

  • Compañías agroquímicas.
  • Productores agrícolas.
  • Autoridades ambientales.
  • Instituciones educativas.
  • Organizaciones no gubernamentales.

A raíz de esto, la implementación de cámaras multiespectrales se ha convertido en un método indispensable para ahorrar costos y determinar situaciones específicas que guarden relación con las características del relieve y la vegetación.

Rentabilidad de la cámara multiespectral en drones

Los drones que incorporan cámaras multiespectrales no son dispositivos comunes, mucho menos sencillos. Se trata de equipos con una alta tecnificación y cualidades multipropósito, cuyas piezas y sensores se encuentran entre los más modernos del mercado.

En este sentido, las empresas o particulares que deseen contar con uno de ellos en su stock, deben tener claridad acerca de la inversión que esto representa. Por supuesto, también es útil tomar en cuenta que adquirir uno de estos equipos no se hace todos los días.

Además, la relación costo-beneficio es sumamente ventajosa, ya que estos drones facilitan enormemente las tareas de prospección y análisis del suelo, de las siguientes maneras:

  • Permiten ahorrar costos de transporte.
  • Reducen los tiempos de cumplimiento de tareas.
  • Logran resultados más precisos.
  • Obtienen resultados en 3D.
  • Prescinden de herramientas manuales.
  • Al ser aéreos, abarcan una extensión mayor de superficie captada.

Esto quiere decir que, si su usuario se dedica regularmente al registro de imágenes multiespectrales, entonces vale la pena que adquiera uno de estos aparatos. 

No obstante, si esta actividad no es frecuente o no se cuenta con los recursos necesarios para la adquisición, entonces se puede recurrir a otros métodos, tales como la contratación de servicios con este tipo de drones.

En conclusión, la cámara multiespectral en drones siempre facilitará la labor de quienes la utilicen, siempre que sus tareas guarden relación con este tipo de cámaras.

Comentar

Acepto la Política de privacidad