Una imagen hiperespectral es aquella que se forma con un número de bandas espectrales mayor a 20, contiguas una de la otra. Reproduce la imagen de un objeto reflejando la función de longitud de onda que este emite. De ese modo, cámaras hiperespectrales para drones son capaces de tomar este espectro de onda continuo del objeto.

Las cámaras hiperespectrales para drones captan información única en diferentes longitudes de onda de luz. Dicha información es de muy alta calidad e imperceptible para el ojo humano y resulta ser de gran utilidad en múltiples campos de la ciencia. Además esta clase de tecnología permite predecir y controlar variables importantes para industrias como la medicina, seguridad, militar, minería, agricultura y otras más.

Cámaras hiperespectrales para drones mineros

Las imágenes que son tomadas por las cámaras hiperespectrales para drones aportan información que está fuera y dentro del espectro visible. Son rápidas y confiables, por lo que son empleadas por ingenieros de la industria petrolera y mineralogistas para encontrar nuevas fuentes de recursos naturales como petróleo y metales preciosos.

Gracias a los sensores hiperespectrales que poseen las cámaras de los drones, los geólogos pueden recolectar gran variedad de datos geofísicos. Ejemplo de ello son los tipos de suelos, presencia de rocas con características especiales y la vegetación existente en la zona.  Luego, esta información podría ser usada por expertos en el estudio de rocas para ayudar a identificar tipos de suelo y óxidos, entre otros.

Cámaras hiperespectrales para drones agrícolas

Otros de los usos principales de las cámaras hiperespectrales es el de la industria agraria.  Esto se debe a que las imágenes captadas permiten percibir en los cultivos, sobre todo de algunas hortalizas y hierbas, la presencia de afectaciones por la salinidad del suelo y el agua.

Durante los últimos tiempos se ha incrementado el uso de cámaras hiperespectrales en la industria agroalimentaria ya que, además de ayudar a evaluar  el producto de forma individual, permiten realizar planos tridimensionales que contienen estas dimensiones espectrales fuera de lo que un ojo humano es capaz de observar.

Los drones con cámaras hiperespectrales resultan una forma práctica, interesante y rápida de obtener estas imágenes. Gracias al mapa que se obtiene de sus vehículos aéreos, se pueden realizar planos específicos para el uso de suelos. Además, evita invertir tiempo y dinero en terrenos que a la larga resulten poco productivos.

La salinidad, por ejemplo, no suele afectar visible ni rápidamente la calidad del producto agrónomo, pero a largo plazo sí llega a perjudicar la productividad de un campo. Esta salinidad que solo es visible a través de imágenes espectrometrales genera serios problemas, sobre todo en regiones con suelos semiáridos. Estas imágenes espectrales también permiten saber de forma precisa cuánto fertilizante amerita el suelo, cómo responde el suelo a la aplicación de dichos fertilizantes, permite detectar plagas en los cultivos y orienta la toma de decisiones para garantizar la producción.

Por todo lo anterior, las cámaras hiperespectrales para drones permiten mejorar y predecir la calidad de sus productos. En consecuencia, se han convertido en los últimos años en una de las herramientas predilectas de los pequeños y grandes productores agrícolas.

Drones militares

Las cámaras hiperespectrales para drones también poseen usos en el sector militar. Allí, por ejemplo, permiten ayudar a la detección de campos minados y a combatir problemas de seguridad, como el tráfico de drogas a través de las fronteras.

La tecnología de espectro empleada por las cámaras hiperespectrales para drones es útil en el campo de cuidados del ecosistema, ya que permite reconocer la presencia de elementos contaminantes en amplias zonas de terreno marítimo, fluvial y terrestre, como sucede en accidentes de crudo de petróleo arrojado a fuentes de agua.

En definitiva, se pueden obtener mejores resultados con el uso regular de las cámaras hiperespectrales para drones. Pueden favorecer la industria agroalimentaria, minería, construcción, seguridad, tácticas militares y posiblemente a futuro a muchos otros sectores de la sociedad en general.

Comentar

Acepto la Política de privacidad